CIRUGÍA FACIAL

Rinoplastia de preservación

¿En qué consiste?


Cuando hablamos de rinoplastia de preservación nos referimos a una forma completamente revolucionaria de tratar la nariz basada en, como su propio nombre indica, respetar los tejidos. Esta forma de abordar la nariz ha surgido en los últimos años de la mano de los mejores cirujanos del mundo, combinando una serie de técnicas que buscan lo siguiente:

  • Operar por dentro de la nariz sin cicatrices externas y de una forma mínimamente invasiva.
  • Respetar el hueso y el cartílago de la nariz. No eliminarlo ni dañarlo, si no cambiar su forma.

Preguntas más frecuentes

Duración de intervención

Aproximadamente 2-3 horas

Tipo de anestesia

General

Ingreso

Una noche en el hospital

Tiempo de recuperación

Aproximadamente 5-7 días para la reincorporación socio-laboral

Resultados

Inmediatos

Duración de resultados

Permanentes

¿En qué se diferencia respecto a la rinoplastia tradicional?


Rinoplastia tradicional

  1. Abordaje generalmente externo, dejando cicatrices.

  2. Daña músculos y ligamentos nasales.

  3. Despega la piel de los tejidos nasales más profundos.

  4. Elimina el cartílago y hueso que sobra de dorso nasal (la giba) para obtener la forma deseada.

  5. Elimina el cartílago que sobra de la punta nasal.

  6. Utiliza muchos injertos de cartílago para reconstruir las estructuras que se han destruido.

  7. Utiliza gran parte del cartílago del tabique nasal para obtener injertos de cartílago.

Rinoplastia de preservación

  1. Abordaje interno, realizando toda la cirugía por dentro de la nariz.

  2. Respeta músculos y ligamentos nasales.

  3. El despegamiento es mínimo.

  4. Respeta el cartílago y el hueso del dorso, cambia su forma hundiéndolo o sacándolo para fuera para dar el aspecto deseado.

  5. Respeta el cartílago de la punta, cambiando su forma.

  6. El empleo de injertos de cartílago es mucho menor.

  7. El tabique nasal se respeta. Sólo se cambia su forma para tensarlo y dejarlo recto en el caso de desviaciones.

¿Qué ventajas supone para el paciente?


  • Los resultados que se consiguen desde el punto de vista estéticos son superiores.
  • Resultados más naturales: al respetar el hueso y el cartílago del dorso, la inflamación es casi inexistente a este nivel. Además, se reproducen muy bien las formas naturales de una curvatura nasal elegante, lo cual es muy complicado en una rinoplastia tradicional.
  • Sin cicatrices: el abordaje interno elimina cicatrices que se puedan ver por fuera.
  • Recuperación más rápida
  • Menos riesgo de complicaciones: despegar el mínimo de piel reduce el riesgo de hemorragias y la inflamación. Tanto es así, que en los primeros días después de la cirugía ya tendremos un resultado muy similar al definitivo, mientras que en la rinoplastia tradicional a veces hay que esperar meses.
  • Resultados más predecibles y duraderos: respetar los ligamentos y músculos nasales es sumamente importante. Nos permite que la forma de la nariz quede bien definida, tenga una movilidad natural y unos resultados muy duraderos en el tiempo.
  • La punta nasal tiene una apariencia sumamente natural. Al conservar los ligamentos nasales el resultado es menos artificial y más duradero al evitar que la punta caiga con el tiempo.
  • Menor uso de injertos. Los injertos siempre tienen riesgo de reabsorberse con el tiempo o de quedarse en una posición inadecuada dando formas extrañas. La rinoplastia de preservación previene esto, ya que el uso de injertos es mínimo.
  • Para crear injertos, es necesario obtener mucho cartílago del tabique nasal con los riesgos que ello implica: perforaciones, hematomas, hundimiento de la nariz… La rinoplastia de preservación respeta el tabique, tan solo lo endereza para que quede recto o se ajuste a la nueva medida de la nariz.

Recuperación


La intervención se realiza bajo anestesia general y dura aproximadamente 2-3 horas dependiendo de la complejidad de cada caso. Al finalizar la cirugía se coloca una férula externa que el paciente deberá llevar aproximadamente 10-14 días para proteger la nariz y para que la piel se adapte a la nueva estructura nasal. Posteriormente se utilizará la férula por las noches durante un mes. Las férulas empleadas son de material termoplástico, discretas y muy fáciles de utilizar. En la rinoplastia de preservación, salvo casos muy excepcionales, no se usan tapones nasales.

Tras una noche de hospitalización, el paciente recibe el alta. Las molestias son fácilmente controlables con la medicación pautada y la reincorporación socio-laboral se suele producir a los 5-7 días tras la intervención.

Una vez operado, el cambio estético y funcional será evidente. Sin embargo, las primeras semanas es normal estar un poco hinchado y con moratón en la zona nasal y periorbitaria. La inflamación ira bajando durante las siguientes semanas.

Los deportes sin impacto podrán retomarse de manera progresiva a partir del primer mes, pero aquellos con probabilidad alta de impactos faciales deben ser evitados hasta los 2-3 meses de la cirugía.

Tras la intervención, se seguirán controles en la consulta para asegurar que la evolución es favorable. Todas las curas y revisiones las realizarán profesionales que forman parte de nuestro equipo médico.

Resultados


El objetivo de la rinoplastia es conseguir la armonía facial del paciente logrando una nariz proporcional con el resto de la cara y con un aspecto natural

Abrir chat
1
¿Hablamos?
¡Hola!
¿En qué puedo ayudarte?